juana castro XII premio

Por ENCARNACIÓN SÁNCHEZ ARENAS

Juana Castro es una poeta española nacida en Villanueva de Córdoba (1945). Sus poemarios son, entre otros, Cóncava mujer (1978), Del dolor y las alas  (1982), Paranoia en otoño (1985),  Narcisia  (1986),  Arte de cetrería  (1989),  Alta traición  (1990), Fisterra  (1991), No temerás (1994), Del color de los ríos (2000),  El extranjero (2000),  La jaula de los mil pájaros  (2004), Los cuerpos oscuros (2005), La Bámbola. Intrusos en la red (2010),  Cartas de enero, en Heredad seguido de Cartas de enero ( 2010), Antes que el tiempo fuera (2019).

Francisco Morales Lomas menciona en el estudio de Remedios Sánchez García y Raquel Lanseros, titulado “la construcción identitaria en la poesía de Juana Castro, compromiso e indagación, claves para una educación literaria”: “Su creación podemos considerarla bastante personal, lejos de capillas u organizaciones ideológicas precisas, pero siempre ha existido como firme baluarte una reivindicación del papel de la mujer y un tono doliente, autobiográfico y elegíaco que en ocasiones anda inmerso en un surrealismo renovado y onírico en el que el cultivo de la forma ofrece una intensa vitalidad creadora, si bien inicialmente se sustenta tanto temática como formalmente en el manierismo y en el barroco”. 

Joaquín Criado Costa, en el Boletín del Instituto de Estudios Giennenses, sobre la evolución poética de Juana Castro, reafirma con Carlos Rivera en lo referente a su libro Del dolor y las alas, que Juana Castro ha creado arquetípicamente al hijo eterno que está en la metamorfosis del hijo cósmico presente en los árboles, el mar, los besos, las auroras, los sonidos, las estrellas, en definitiva, en el aire, la tierra y los cielos: /Arriba abajo Mis seis años, Señor, y ni un almendro./ Ni una copa de luz para mañana/ ni una piel de león para la huida./Un niño sin sonrisa es un desierto./ Me has barrido de flores/y un huracán siniestro me adelgaza los pies, /el paladar y el sueño./La espalda es una curva que sujeta mi madre/ y no sé ni llorar, porque el dolor me anega como un grito…/.                       

Sin duda, Arte de cetrería, es uno de los mejores libros de la poesía contemporánea española. Construido como una alegoría del amor imposible, la autora lo define como “Algo muy cercano, creo, a la mística. Porque la mística es eso: el amor sin esperanzas de consumación”; en el poema “águila calzada” leemos: “No soy dueña de mí, pues es mi dueña/ la dueña del amor y de la vida/ tan cercana y ausente como el sol, / al ala de mi espejo, reflejada.” En el caso de Arte de cetrería, por ejemplo, la poeta considera los referentes cambiantes del «tú» y del «yo» en el mundo de la caza con aves para revelar primero cómo el patriarcado domina a la mujer y, segundo, cómo la mujer contemporánea puede encontrar una identidad y una forma de escape por medio de la palabra, esa otra «forma de ser» ya señalada, como indica Margaret Persin, en el ya citado estudio de Remedios Sánchez García y Raquel Lanseros.

(PUBLICADO EN EL DIARIO JAÉN EL 16-09-2021)

Compartir:
Share on facebook
Share on twitter
Share on pinterest
Share on whatsapp
Share on telegram
Share on email
Share on print
error: Content is protected !!