Por ENCARNACIÓN SÁNCHEZ ARENAS

Fadwa Tuqán, nacida en Nablus, Cisjordania, el año 1914. Hermana de Ibrahim, y perteneciente a una distinguida familia de intelectuales y políticos, algunos de cuyos miembros han colaborado con el gobierno jordano. Se educó en escuelas cristianas. Ha vivido prácticamente siempre en su ciudad natal, en medio de cierto clima de recogimiento y semi-enclaustración, aunque haya intervenido también públicamente, a veces, en la dura batalla socio-cultural y política que caracteriza a su pueblo. Ha publicado varios libros de poemas: Sola con los días, 1952; La encontré, 1957; Danos amor, 1960; Ante la puerta cerrada, 1967; El comando y la tierra, 1968; La noche y los jinetes, 1969; Sola en la cumbre de este mundo, 1974, y una apasionada biografía de su hermano, Mi hermano Ibrahim, 1946. Su muerte data del 12 de diciembre de 2003. Por fin Fadwa descansa en tierra Palestina.

         Liberada del harén en 1950, salió al encuentro de sí misma y de la vida, temas que reflejará en el poemario de auto-descubrimiento titulado La encontré (1957), en cuyo poema ”La roca”, traducido por la Dra. María Luisa Prieto, http://www.poesiaarabe.com/fadwa_tuqan.htm,  pone de manifiesto lo siguiente:/ Mira cómo esa negra/ Roca ha sido amarrada a mi pecho/ Con las cadenas del arrogante destino, /Con las cadenas del absurdo tiempo. / Mira cómo  aplasta/ Mis frutos y mis flores, / Me esculpe con el tiempo/ Y me destruye con la vida. / ¡Déjame! No podemos vencerla…/.

         Cuando Fadwa pasó dos años en Oxford (1962-1964), ampliando sus conocimientos de lengua y literatura inglesa, maduró su compromiso político al comprobar la indiferencia de Occidente hacia la tragedia palestina. Además, recibió la noticia de la muerte de otro hermano, Nimr, sufriendo una fuerte crisis religiosa. El eco de esas experiencias aparece en Ante la puerta cerrada (1967), como expresa en su poema “En las olas”, http://www.poesiaarabe.com/fadwa_tuqan.htm:  / Aquella noche/ Mi jardín se despertó/ Y los dedos del viento/ Arrancaron su cercado./ En mi jardín la hierba, / Las flores y los frutos se estremecieron/ Con la danza del viento y la lluvia…/.

Como indica la Dra. Clara María Thomas de Antonio, con “En memoria de la poetisa Fadwa Tuqán, símbolo de la resistencia palestina”, en De lo sagrado y lo profano: Mujeres tras/entre/sin frontera (2009), Fadwa  ve a su país presa de la ocupación una vez más y contemplando el nuevo éxodo masivo de los palestinos, enunció su voz en defensa de Palestina y sus derechos. En La noche y los jinetes (1969) incluye poemas nacionalistas compuestos a partir del desastre del 67; así forma parte oficialmente de la “poesía de resistencia”, tal es el ejemplo de su poema “Sólo quiero estar en su seno” http://www.poesiaarabe.com/fadwa_tuqan.htm:  /Sólo quiero morir en mi tierra,/ Que me entierren en ella, /Fundirme y desvanecerme en su fertilidad / Para resucitar siendo hierba en mi tierra, /Resucitar siendo flor /Que deshoje un niño crecido / En mi país…/.

 (PUBLICADO EN EL DIARIO JAÉN EL 14-04-2022).

Compartir:
Share on facebook
Share on twitter
Share on pinterest
Share on whatsapp
Share on telegram
Share on email
Share on print